http://delvalleparatodos.wordpress.com

Con ferviente fe, perseverancia y dedicación… Todos es posible

jueves, marzo 07, 2013

“EL ÉXITO COMIENZA CON LA VOLUNTAD DEL HOMBRE”


LA ORACION DEL DR. CHRISTIAN BARNARD

“EL ÉXITO COMIENZA CON LA VOLUNTAD DEL HOMBRE”

foto: Internet 

SI PIENSAS QUE ESTÁS VENCIDO LO ESTÁS;
 
SI PIENSAS QUE NO TE ATREVES, NO LO HARÁS;
 
SI PIENSAS QUE TE GUSTARÍA GANAR PERO QUE NO PUEDES NO LO LOGRARÁS;
 
SI PIENSAS QUE PERDERÁS, YA HAS PERDIDO:
 
PORQUE EN EL MUNDO ENCONTRARÁS QUE ELÉXITO COMIENZA CON LA VOLUNTAD DEL HOMBRE. TODO ESTÁ EN EL ESTADO MENTAL.
 
"PORQUE MUCHAS CARRERAS SE HAN PERDIDO ANTES DE HABERSE CORRIDO Y MUCHOS COBARDES HAN FRACASADO ANTES DE HABER SU TRABAJO EMPEZADO."
 
PIENSA EN GRANDE Y TUS HECHOS CRECERÁN;
 
PIENSA EN PEQUEÑO Y QUEDARÁS ATRÁS;
 
PIENSA QUE PUEDES Y PODRÁS; TODO ESTÁ EN EL ESTADO MENTAL;
 
SI PIENSAS QUE ESTÁS ADELANTE LO ESTÁS,
 
TIENES QUE PENSAR BIEN PARA ELEVARTE,
 
TIENES QUE ESTAR SEGURO DE TI MISMO, ANTES DE INTENTAR GANAR UN PREMIO;
 
LA BATALLA DE LA VIDA NO SIEMPRE LA GANA EL HOMBRE MÁS FUERTE O EL MÁS LIGERO, PORQUE TARDE O TEMPRANO EL HOMBRE QUE GANA ES AQUÉL QUE CREE PODER HACERLO.



DR.Christian Barnard.

Christiaan Neethling Barnard (8 de noviembre de 1922 - 2 de septiembre de 2001) fue un médico cirujano sudafricano, nació en Peacefort West, un pueblo de Sud Africa.

PRIMER TRASPLANTE DE CORAZÓN

Ese 3 de diciembre de 1967, una noticia que recogieron todos los teletipos asombró al mundo: un médico sudafricano había realizado el primer trasplante de corazón a un ser humano. El receptor fue Louis Washkansky, comerciante, hombre corpulento y optimista de cincuenta y seis años, desahuciado por un irreversible problema cardíaco, al que se unía una diabetes aguda. La donante Dénise Darvall, una joven oficinista de veinticinco años atropellada junto a su madre por un automóvil.

La operación, llevada a cabo por un equipo de veinte cirujanos bajo la dirección de Barnard, duró seis horas. Al despertarse, Washkansky declaró que se sentía mucho mejor con el nuevo corazón. Médico y paciente salieron catapultados hacia la fama, aunque dieciocho días después, la madrugada del 21 de diciembre, el paciente murió de una neumonía, inducida por el tratamiento inmunosupresor que debía tomar.

El 2 de enero de 1968 realizó el segundo trasplante. Esta vez el receptor fue el doctor Philip Blaiberg, y el donante, el mulato Clive Haupt. El corazón de un negro latió durante 563 días en el cuerpo de un blanco. A partir de aquel momento, en medio de una polémica que no cesaba respecto a la bioética de tales intervenciones (¿está muerto el que no respira pero su corazón late?), los pacientes fueron ganando expectativas de vida, gracias a los fármacos inmunosupresores como la ciclosporina.

En 1974 realizó por primera vez en el mundo un doble trasplante de corazón, que consistió en añadir un corazón más sano a otro enfermo para ayudarle a cumplir las funciones del que ya tenía. Pero sus experimentos en el quirófano terminarían, tarde o temprano, en fracaso.

El Dr Barnard asistió en 1969 al Festival de Cine Médico de San Sebastián que se organizaba en el Kursaal, organizaso por el Dr Jose Luis Munoa y D. Carlos Blasco de Imaz.

En 1975, cuando empezaba a declinar su fama, visitó España para presentar su libro Tensión, y a su nueva esposa (que le había dado dos hijos, Frederick y Christian), con el propósito de no perder un ápice de popularidad en la cuenca mediterránea, donde era más adulado.

Continuó realizando trasplantes de corazón. En 1979, sin embargo, se negó a participar en una operación de trasplante de cabeza humana por encontrar la idea impracticable y, «probablemente, inmoral». Esta afirmación le salvaguardó el honor.