http://delvalleparatodos.wordpress.com

Con ferviente fe, perseverancia y dedicación… Todos es posible

miércoles, marzo 25, 2015

DECLARACIÓN POLÍTICA DE YEHUDE SIMON MUNARO



Yehude Simon Munaro
 (Agradece su difusión)

Hace ocho años, el Congreso de la República delegó facultades legislativas al Poder Ejecutivo, del cual formaba parte. El objeto fue implementar el TLC entre el Perú y Estados Unidos. En uso de estas facultades, se dictaron varios decretos legislativos que, más allá de la valoración que se haga de su contenido, debieron ser consultados con los pueblos indígenas, como correspondía y no se hizo.

En abril del 2009, los pueblos de nuestra Amazonía impulsaron una jornada nacional de movilización exigiendo la derogatoria de esos decretos, por considerarlos una amenaza para su seguridad e integridad.  La justa demanda de las comunidades indígenas concluyó, como todos sabemos, con un saldo fatal de víctimas entre pobladores indígenas y miembros de la Policía Nacional.

No me corresponde atribuir responsabilidades por lo sucedido, para eso está la justicia. No obstante, como persona comprometida al servicio de mi país, sí me toca responder a lo que mi conciencia me dicta y la responsabilidad que me corresponde como cristiano por los hechos ocurridos.

Si es necesario,  no tengo vergüenza alguna en volver a pedir perdón a quienes sufrieron las consecuencias de los actos de la luctuosa jornada de junio del 2009 en Bagua y que las cosas llegaran al punto en que llegaron.

De cara al futuro y al cumplirse 26 años de la preparación de la Convención 169 de la Organización Internacional del Trabajo de las Naciones Unidas, sobre los pueblos indígenas y de cara al futuro  por así dictármelo mi convicción democrática y humanista, comprometerme en todo lo que esté a mi alcance, a luchar por lograr las reivindicación del derecho que los pueblos originarios tienen a ejercer ciudadanía plena, a sus territorios, la conservación de sus formas de vida y su cultura.

Sirva la oportunidad para expresar mi solidaridad con los dirigentes y pobladores del pueblo Awajum, injustamente procesados judicialmente por defender legítimamente sus derechos y mi pesar a las familias de los miembros de las fuerzas policiales caídos en el cumplimiento de su deber y a las familias de los hermanos nativos del pueblo Awajum.

El reconocimiento de los derechos de  nuestros Pueblos Indígenas, con el carácter de demanda nacional, es una misión de la que no puede sustraerse ningún peruano, sobre todo, quienes representamos a fuerzas políticas humanistas, socialistas, nacionalistas y democráticas, unidas en la diversidad para apostar por la renovación de la política y el cambio de las relaciones del Estado con nuestras nacionalidades originarias, para concretar un Perú nuevo, desarrollado, justo, sostenible, inclusivo y solidario. Esta ha sido nuestra posición de vida y lo será con mayor firmeza en el futuro.

Lima, 20 de marzo de 2015.

Yehude Simon Munaro.
(Agradece su difusión)