http://delvalleparatodos.wordpress.com

Con ferviente fe, perseverancia y dedicación… Todos es posible

martes, agosto 06, 2013

RESULTADOS CENAGRO 2012: MODERNIZACIÓN AGRARIA Y VINCULACIÓN AL MERCADO

 Artículo escrito por Miguel Ángel Pintado , para La Revista Agraria

El pasado 18 de julio se presentaron los resultados definitivos del IV Censo Nacional Agropecuario, realizado durante 2012. Para comprender adecuadamente la información recogida por el censo, es de crucial importancia la comparación intercensal de diversas variables, a fin de evaluar algunos cambios estructurales en el sector agrario. Uno de estos cambios es la tendencia a la modernización del sector agropecuario, la cual se estima que tiene estrecha relación con las mejoras en la eficiencia del sector.

 El primer cambio estructural significativo es el aumento de la superficie agrícola bajo riego, tanto en términos absolutos (pasó de 1 millón 700 mil ha a más de 2 millones 500 mil) como relativos (de 31.6% a 36.2%). La conversión de superficie en secano a una superficie bajo riego ya implica un cambio técnico en el sector, que se traduce en mejores rendimientos. Sin embargo, aún es posible dar un paso más, ya que el tipo de riego es principalmente tradicional: en 1994, en el 97% de la superficie en riego, éste se realizaba por gravedad, modalidad que en 2012 se utilizaba en el 88% de dicha superficie. Es decir, el tipo de riego menos eficiente continúa siendo el más utilizado.

Otro cambio importante es el relacionado con la adopción de insumos modernos. La cantidad de productores que informa usar tanto insecticidas como fertilizantes químicos ha aumentado (ver gráfico 1).



 Indudablemente, estos mecanismos tienen un impacto positivo en la estructura productiva de los agricultores, en la medida en que hay un mayor control de plagas, al mismo tiempo que se mejora la calidad de los suelos1 . El uso de la energía eléctrica es cada vez más común, puesto que su cobertura no solo se ha ampliado, sino que también se ha descentralizado y ha llegado así al campo. Su uso ha venido reemplazando otros tipos de energía utilizados en el proceso productivo, como la energía química2 (no es casual que se empleen más bombas de agua eléctricas que las que utilizan gasolina). Asociado a ello, se evidencia el paulatino reemplazo de las formas de energía humana y animal por energía mecánica; por ejemplo, el uso de tractores: es tal el incremento notable de este uso, que, en la actualidad, uno de cada cinco agricultores utiliza tractor. Por último, en el caso de productores agropecuarios, la asistencia técnica registra un leve aumento de su cobertura, beneficiando a diez de cada cien productores.

Todos estos cambios en los factores de modernización, junto con otros (infraestructura vial, cobertura de créditos, creación de mercados locales, etc.), han permitido mejoras en términos de eficiencia, rendimientos, escala de producción, reducción de costos, mejoras que pueden ser reflejadas en una mayor vinculación al mercado (ver gráfico 2): en dieciocho años, hay más de medio millón3 de nuevos productores que destinan la mayor parte de su producción al mercado. Antes (1994), solo dieciocho de cada cien productores destinaba la mayor parte de su producción a las ventas; ahora son más de cuarenta, por cada cien, los que lo hacen. Sin embargo, el porcentaje de productores que dirigen la mayor parte de su producción al autoconsumo aún continúa siendo alto, lo que evidencia que aún son muchos los que no se han incorporado al mercado.


En cuanto a la producción destinada a otros usos (alimento para animales, insumos, semillas, etc.), son menos los productores que dedican la mayor parte de su producción a alguno de estos rubros. En resumen, importantes cambios se han dado en el sector, asociados a cambios en los factores de modernización, siendo los más significativos los producidos en la superficie bajo riego y en el uso de fertilizantes químicos, de energía eléctrica y de tractores. Por último, esta tendencia a la modernización del sector ha coincidido con una mayor inclusión de nuevos agricultores al mercado, lo que sugiere fuertes vínculos entre ellos.

Notas

1 Sin embargo, el uso indiscriminado de estos insumos puede ocasionar daños ecológicos.

2 Energía liberada producto de una combustión. La almacenan la madera, el carbón y derivados del petróleo (gasolina, por ejemplo).

3 Resulta de restar las cantidades entre paréntesis (medidas en miles de productores), correspondientes al destino «venta» para ambos Cenagros.

Fuente: Cepes / La Revista Agraria.