http://delvalleparatodos.wordpress.com

Con ferviente fe, perseverancia y dedicación… Todos es posible

lunes, noviembre 10, 2014

EL CONSEJO NACIONAL DEL TRABAJO, QUE SE HA REUNIDO Y ESTÁ ELABORANDO UN CRITERIO DE CUÁLES SON LAS CONDICIONES OBJETIVAS PARA UNA BUENA PROPUESTA DE SUELDO MÍNIMO.

“HAY QUE AYUDAR A LAS EMPRESAS SIN PERJUDICAR A LOS TRABAJADORES”


Posición. Fredy Otárola: Se bajaron los costos a las empresas pero no se han formalizado. (VERÓNICA CALDERÓN)

Fredy Otárola Peñaranda. Ministro de Trabajo y Promoción del Empleo. También es parlamentario de Gana Perú y ex presidente del Congreso de la República.

Ad portas de la decimoctava reunión regional americana de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que se realizará en Lima del 13 al 16 de octubre, el ministro Fredy Otárola habla sobre las propuestas de cambios laborales de los empresarios, del sueldo mínimo y la informalidad en el Perú.

Perú es anfitrión de este encuentro de la OIT, ¿como país podríamos presentar avances en materia laboral?

Lo primero que debe recalcarse es que esta reunión se hace cada cuatro años, y el Perú como miembro fundador de la OIT ahora se le da el honor de asumir un liderazgo en estos temas, como el desarrollo con trabajo decente, productividad e inclusión social, término que acuñó el presidente Ollanta Humala. Pues a diferencia de antes, de ese eterno enfrentamiento entre trabajadores y empleadores, ahora ya no sólo se enfoca por una de las posiciones, sino por el beneficio de todas las partes.

Le repito, señor ministro, ¿el Perú puede mostrar al mundo avances en lo laboral?

Por supuesto. En cuanto al trabajo decente, digno, productivo, el Perú es un país que ha sido reconocido por los grandes esfuerzos que se han hecho, sobre todo, en el periodo del presidente Humala. El sueldo mínimo aumentó dos veces, de 600 soles a 750 soles.

Pero el sueldo mínimo se ha estancado hace dos años y medio.

Con nosotros se aumentó como nunca, y ante el reclamo de aumento de sueldo mínimo, de acuerdo al mandato de la Constitución, los sueldos mínimos se fijan mediante un acuerdo entre el Estado, trabajadores y empleadores, para lo cual se crea el Consejo Nacional del Trabajo, que se ha reunido y está elaborando un criterio de cuáles son las condiciones objetivas para una buena propuesta de sueldo mínimo.

¿Se está evaluando?

Con los informes se evaluará la pertinencia o no, y la magnitud del sueldo mínimo. Pero es todo un trabajo, ¿por qué?, por ejemplo, cuánto más puede soportar la micro empresa en sueldos, y esto va de la mano con la equidad y formalización. Si aumentamos el sueldo mínimo, cuánto más se incrementan los costos a la microempresa y se dificulta la formalización. Por ello, estamos cumpliendo con todos los mecanismos que la Constitución dice para evaluar si hay condiciones para aumentar el sueldo mínimo.

Los empresarios hablan de sobrecostos laborales que impiden la formalización...

Eso no es del todo cierto. Por ejemplo, en las microempresas que tienen la mayor cantidad de informalidad, los costos laborales no superan el 6%, es decir, se les ha bajado los costos y no se logró formalizarlas, entonces ¿qué falta?, bajar los sobrecostos ayuda, pero no es la causa principal.

¿Justamente una de las propuestas de los empresarios es que para aumentar la formalización se deben reducir los costos laborales?

Nosotros concebimos el acceso a la formalidad, mediante la productividad, es decir, cómo hacemos que el trabajador sea más productivo, capacitándolo, dándole mejores condiciones laborales, buen estado de salud, además incentivos tributarios del Estado a la empresa, porque hay que apoyarlas, buscándole facilidades, pero sin perjudicar los derechos de los trabajadores.

Los gremios empresariales proponen un nuevo régimen laboral, paralelo al actual, que permita darle siete días de vacaciones y dos medios sueldos de gratificaciones al año a los que no lo tienen ahora...

Para esos temas está el Consejo Nacional del Trabajo y el Congreso de la República, porque para todo eso se requiere de leyes, ahí se debatirá y si procede o no. Pero como Estado podemos apoyar en desatar las trabas burocráticas, pues también provocan sobrecostos. Entonces el tema de la flexibilización laboral se tiene que ver en el Congreso.

Usted dijo que se iba a reforzar la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil), ¿ya se empezó ese proceso?

Sunafil es una entidad estructurada para supervisar, fiscalizar y sancionar a nivel nacional, sin embargo a la fecha sólo funciona en Lima. En poco tiempo hemos logrado algunas cosas, como aumentar sus ingresos. Cuando llegué habían algunas distorsiones, no se había cumplido con el plan de expansión nacional, pero nos hemos trazado la meta que a diciembre vamos a llegar a por lo menos seis regiones más.

¿Cuáles?

Por ejemplo, Ica, Lambayeque, Áncash, Arequipa, La Libertad, las simbólicas, pero no es fácil, hay que capacitar al personal adecuado. Hemos puesto al profesor Gorki Gonzales, destacado jurista y de muchos principios, al frente de la Sunafil y le está dando el impulso que esta entidad requiere, detectando casos con rapidez, como el derrame de petróleo en la selva, niños trabajando en la minería informal y arroceras en Tumbes, así como de un conjunto musical que contrataba a menores de edad. Sunafil está comenzando a hacerse sentir.

¿Considera que se debe reformular la Ley de Salud y Seguridad en el Trabajo, como también lo proponen los empresarios, a pesar de que ya se realizaron una serie de modificaciones en el Congreso respecto de la iniciativa original del gobierno?

El Congreso disminuyó considerablemente las multas, pero creo que lo principal es asesorar y hacer entender las ventajas de esta ley. También tomamos en cuenta el enfriamiento de la economía, pues si golpeamos más a las empresas se verían afectadas gravemente, pero hay una ley que cumplir. En el caso del control médico se ha disminuido el costo para las empresas, antes era dos veces al año, ahora eso sólo se cumple en las empresas de alto riesgo. Con el nuevo mandato legal, los exámenes médicos, bajo costo de la empresa, se hará una vez cada dos años para las actividades normales.

Esta ley se dio en el Congreso, pero allí también está la Ley General del Trabajo, que hace años no se termina de debatir y aprobar.

Hay entrampamientos, pero invoco al Congreso que reflexione sobre el tema, pues no tiene que ver con nosotros, y la consulta hay que hacerla allá, porque las modificatorias son legales. Mire, ni siquiera es un tema de la presidencia del Congreso, sino de las bancadas para ponerse de acuerdo.

¿Usted está de acuerdo de que existan sueldos mínimos diferenciados?

Estamos en un Estado unitario, entonces si por una misma actividad, por un mismo trabajo, con las mismas horas laborales, a unos peruanos se les quiera pagar un monto y a otros un monto distinto...

¿Sería discriminatorio?


Tal vez, pero por eso el Consejo Nacional del Trabajo está analizando eso y viendo las condiciones objetivas.“HAY QUE AYUDAR A LAS EMPRESAS SIN PERJUDICAR A LOS TRABAJADORES”

Posición. Fredy Otárola: Se bajaron los costos a las empresas pero no se han formalizado. (VERÓNICA CALDERÓN)
Fredy Otárola Peñaranda. Ministro de Trabajo y Promoción del Empleo. También es parlamentario de Gana Perú y ex presidente del Congreso de la República.

Ad portas de la decimoctava reunión regional americana de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que se realizará en Lima del 13 al 16 de octubre, el ministro Fredy Otárola habla sobre las propuestas de cambios laborales de los empresarios, del sueldo mínimo y la informalidad en el Perú.

Perú es anfitrión de este encuentro de la OIT, ¿como país podríamos presentar avances en materia laboral?

Lo primero que debe recalcarse es que esta reunión se hace cada cuatro años, y el Perú como miembro fundador de la OIT ahora se le da el honor de asumir un liderazgo en estos temas, como el desarrollo con trabajo decente, productividad e inclusión social, término que acuñó el presidente Ollanta Humala. Pues a diferencia de antes, de ese eterno enfrentamiento entre trabajadores y empleadores, ahora ya no sólo se enfoca por una de las posiciones, sino por el beneficio de todas las partes.

Le repito, señor ministro, ¿el Perú puede mostrar al mundo avances en lo laboral?

Por supuesto. En cuanto al trabajo decente, digno, productivo, el Perú es un país que ha sido reconocido por los grandes esfuerzos que se han hecho, sobre todo, en el periodo del presidente Humala. El sueldo mínimo aumentó dos veces, de 600 soles a 750 soles.

Pero el sueldo mínimo se ha estancado hace dos años y medio.

Con nosotros se aumentó como nunca, y ante el reclamo de aumento de sueldo mínimo, de acuerdo al mandato de la Constitución, los sueldos mínimos se fijan mediante un acuerdo entre el Estado, trabajadores y empleadores, para lo cual se crea el Consejo Nacional del Trabajo, que se ha reunido y está elaborando un criterio de cuáles son las condiciones objetivas para una buena propuesta de sueldo mínimo.

¿Se está evaluando?

Con los informes se evaluará la pertinencia o no, y la magnitud del sueldo mínimo. Pero es todo un trabajo, ¿por qué?, por ejemplo, cuánto más puede soportar la micro empresa en sueldos, y esto va de la mano con la equidad y formalización. Si aumentamos el sueldo mínimo, cuánto más se incrementan los costos a la microempresa y se dificulta la formalización. Por ello, estamos cumpliendo con todos los mecanismos que la Constitución dice para evaluar si hay condiciones para aumentar el sueldo mínimo.

Los empresarios hablan de sobrecostos laborales que impiden la formalización...

Eso no es del todo cierto. Por ejemplo, en las microempresas que tienen la mayor cantidad de informalidad, los costos laborales no superan el 6%, es decir, se les ha bajado los costos y no se logró formalizarlas, entonces ¿qué falta?, bajar los sobrecostos ayuda, pero no es la causa principal.

¿Justamente una de las propuestas de los empresarios es que para aumentar la formalización se deben reducir los costos laborales?

Nosotros concebimos el acceso a la formalidad, mediante la productividad, es decir, cómo hacemos que el trabajador sea más productivo, capacitándolo, dándole mejores condiciones laborales, buen estado de salud, además incentivos tributarios del Estado a la empresa, porque hay que apoyarlas, buscándole facilidades, pero sin perjudicar los derechos de los trabajadores.

Los gremios empresariales proponen un nuevo régimen laboral, paralelo al actual, que permita darle siete días de vacaciones y dos medios sueldos de gratificaciones al año a los que no lo tienen ahora...

Para esos temas está el Consejo Nacional del Trabajo y el Congreso de la República, porque para todo eso se requiere de leyes, ahí se debatirá y si procede o no. Pero como Estado podemos apoyar en desatar las trabas burocráticas, pues también provocan sobrecostos. Entonces el tema de la flexibilización laboral se tiene que ver en el Congreso.

Usted dijo que se iba a reforzar la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil), ¿ya se empezó ese proceso?

Sunafil es una entidad estructurada para supervisar, fiscalizar y sancionar a nivel nacional, sin embargo a la fecha sólo funciona en Lima. En poco tiempo hemos logrado algunas cosas, como aumentar sus ingresos. Cuando llegué habían algunas distorsiones, no se había cumplido con el plan de expansión nacional, pero nos hemos trazado la meta que a diciembre vamos a llegar a por lo menos seis regiones más.

¿Cuáles?

Por ejemplo, Ica, Lambayeque, Áncash, Arequipa, La Libertad, las simbólicas, pero no es fácil, hay que capacitar al personal adecuado. Hemos puesto al profesor Gorki Gonzales, destacado jurista y de muchos principios, al frente de la Sunafil y le está dando el impulso que esta entidad requiere, detectando casos con rapidez, como el derrame de petróleo en la selva, niños trabajando en la minería informal y arroceras en Tumbes, así como de un conjunto musical que contrataba a menores de edad. Sunafil está comenzando a hacerse sentir.

¿Considera que se debe reformular la Ley de Salud y Seguridad en el Trabajo, como también lo proponen los empresarios, a pesar de que ya se realizaron una serie de modificaciones en el Congreso respecto de la iniciativa original del gobierno?

El Congreso disminuyó considerablemente las multas, pero creo que lo principal es asesorar y hacer entender las ventajas de esta ley. También tomamos en cuenta el enfriamiento de la economía, pues si golpeamos más a las empresas se verían afectadas gravemente, pero hay una ley que cumplir. En el caso del control médico se ha disminuido el costo para las empresas, antes era dos veces al año, ahora eso sólo se cumple en las empresas de alto riesgo. Con el nuevo mandato legal, los exámenes médicos, bajo costo de la empresa, se hará una vez cada dos años para las actividades normales.

Esta ley se dio en el Congreso, pero allí también está la Ley General del Trabajo, que hace años no se termina de debatir y aprobar.

Hay entrampamientos, pero invoco al Congreso que reflexione sobre el tema, pues no tiene que ver con nosotros, y la consulta hay que hacerla allá, porque las modificatorias son legales. Mire, ni siquiera es un tema de la presidencia del Congreso, sino de las bancadas para ponerse de acuerdo.

¿Usted está de acuerdo de que existan sueldos mínimos diferenciados?

Estamos en un Estado unitario, entonces si por una misma actividad, por un mismo trabajo, con las mismas horas laborales, a unos peruanos se les quiera pagar un monto y a otros un monto distinto...

¿Sería discriminatorio?

Tal vez, pero por eso el Consejo Nacional del Trabajo está analizando eso y viendo las condiciones objetivas.